lunes, 21 de junio de 2010

Golf y cigarros: juntos de la mano, se declaran amigos del buen vivir!

Estos nuevos compañeros de andanzas, que más que una norma, se han convertido en la nomenclatura perfecta del jugador de hoy en día. En ningún libro o tesis esta escrito que uno debe andar de la mano del otro; simplemente algún mortal logro conjugar los placeres de ese fascinante y soberano acto social con los del humo extasiante del buen cigarro; hasta que se convirtieron casi en norma (incluso para no fumadores)...

El rico humo hace que nuestros sentidos se relajen y nuestra mente se mantenga calma ante un juego que requiere tanto de ambas. Tomar una calada profunda antes de cometer aquel golpe que nos llevara a un genial birdie es lo más relajante y lleno de emociones, pues juntos nos dan la sensación de logro y gloria.

Para quienes llevan el golf como deporte, dirían que fumar es perjudicial para la salud y que no debe ir junto a la practica del mismo… pero, para quienes lo llevamos como un acto social para pasar un buen momento entre amigos, junto a algunos tragos del mejor ron o del espirituoso de preferencia, decimos sí a la buena fumada. Ya sea corta (con algo como un robusto) o larga (con algo como el Churchill), daría igual, pues lo que realmente importa, es que sea la que nos guste y nos lleve bien con el entorno…

Siempre, hay que analizar a la hora de elegir el cigarro que nos acompañara en el juego, el ambiente y el clima en que jugaremos. Pues, un cigarro fuerte junto a un día lleno de sol y humedad, nos puede arruinar tanto el juego como el estomago y no buscamos eso… buscamos, placer!

Es casi imposible acordarse de lo trágico que puede ser el mundo cuando uno está jugando al golf. “Robert Lynd”

Este fue mi escrito para el mes de Junio de la revista NativaMagazine de Punta Cana.

Hasta la próxima!

Vizcayne
Publicar un comentario