viernes, 12 de marzo de 2010

Cocinar con el Wok!


La técnica de preparar los alimentos con el wok, además de ser una forma fácil de cocinar permite elaborar platos nutricionalmente equilibrados, ya que los ingredientes que se utilizan suelen ser verduras y carnes magras. Esta especie de sartén profunda, tiene una parte inferior muy estrecha que se va haciendo más grande conforme se acerca hacia arriba.

Cuenta con asas, rejilla y tapadera y es un gran aliado de la gastronomía porque permite cocinar rápido, sin apenas grasas y además de mantener calientes los alimentos hace que se doren por fuera pero que queden poco hechos por el centro.

Originario de China, en su interior las carnes y pescados se mantienen tiernos y las verduras crujientes y sabrosas. Además tiene las ventajas de la cocina al vapor, que permite preparar platos ligeros y sanos.

Es un recipiente muy indicado para saltear diferentes alimentos, desde marisco hasta verduras, carnes… Para ello se cortan las piezas en trozos pequeños (en aros, dados o rodajas) y se aderezan con sal y con los condimentos o especias que se deseen. Se pone a fuego medio y cuando esté caliente se vierten dos cucharadas soperas de aceite de oliva, moviendo el recipiente para que las paredes también queden recubiertas. Una vez calentado este aceite, se comienzan a poner los ingredientes, comenzando por los que sean de cocción más lenta. El secreto consiste en removerlos constantemente con una cuchara de madera y, una vez que estén hechos, dejarlos reposar en el centro para que se mantengan crujientes.

Verduras con todo su sabor

Si se quieren preparar verduras, puede emplearse cebolla, zanahoria, calabacín, judías, brócoli, coliflor, champiñones, ramas de apio y brotes de soja. Se saltean durante unos cinco minutos. Por otro lado, se mezcla en un bol una taza de caldo de pollo, con una cucharada de salsa de soja, otra de jerez y tres cucharadas de fécula de maíz. Se vierte en el wok y se remueve todo con la cuchara de madera unos tres minutos, hasta que la salsa se espese y se sirve a continuación.
Para quienes disfruten con la comida picante, se cortan en juliana fina zanahorias, pimiento rojo y calabacín y se reservan. Por otra parte, se pica ajo muy fino y se echa en el wok caliente, con un poco de aceite. Cuando se dore, se retira y se reserva para el final. A continuación, se colocan las verduras en el recipiente y se salpimientan. Se saltea durante un tiempo y luego se tapa.

Mientras la verdura se va haciendo, se colocan fideos de arroz en agua caliente del grifo (no hace falta hervirlos) durante unos diez minutos. Se comprueba cómo van las verduras, tomando como referencia el grado de dureza de la zanahoria, que es lo que más tarda en hacerse. Una vez que esté en su punto, se aparta del fuego y se preparan las guindillas, cortadas muy pequeñas. Se añaden a las verduras, junto con el ajo frito del principio, se saltea todo bien y se añaden los fideos, previamente escurridos y cortados con unas tijeras. Se vuelve a remover con cuidado dentro de la wok, se adereza con salsa de soja y se rectifica de sal si fuera necesario. Esta receta puede elaborarse perfectamente eliminando los ingredientes picantes.

Carnes y mariscos

Las carnes magras ofrecen numerosas posibilidades. Una receta que se puede elaborar tanto con pollo como con pavo consiste en cortar los filetes en tiras y dorarlos en el wok. Previamente se cortan ajos en láminas, se toman varios pimientos rojos y verdes cortados en tiras, se lavan varios tomates y se cortan en dados. Cuando la carne esté dorada se añaden en primer lugar los pimientos y los ajos, con una cucharada de páprika y, a continuación, el tomate, un chorrito de vino blanco, sal y pimienta. Se coloca la tapadera y se deja cocer durante un cuarto de hora, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Debe servirse caliente.

Si se prefiere la carne de ternera, puede acompañarse con setas y verduras. Para ello se pone el wok con muy poco aceite, cubriendo escasamente el fondo y cuando esté caliente se ponen pimientos verdes y calabacín, ambos cortados en rodajas y zanahoria en bastones. Cuando comience a coger color, se incorporan varias setas enteras o si son grandes cortadas por la mitad y champiñones en trozos. Se remueve todo durante unos dos minutos y se añade la ternera preparada en tiras finas. Se añade sal, unas cucharadas soperas de salsa de soja y de leche de coco, se deja reducir un poco y se añade un chorrito de nata líquida. Para finalizar, se espolvorea un poco de jengibre rallado, se tapa y se deja reposar durante unos minutos, antes de servir inmediatamente.

Para preparar unas gambas salteadas, se comienza elaborando una marinada, mezclando vino blanco, salsa de soja, miel, una cucharada de Calvados y otra de aceite de oliva. A continuación, se pelan las gambas, dejándoles la cola. Se introducen en la marinada y se deja este recipiente en el frigorífico durante una hora, al menos.

Por otra parte, se cortan cebollitas y ajo en láminas., se lava perejil y perifollo y se cortan finos con la tijera. Se comienza dorando las cebollitas y el ajo en el wok, luego se añaden las gambas y se remueve todo. Se rocía todo con la marinada, se salpimienta y se deja cocer unos cinco minutos a fuego suave. Como toque final, se echan unas hierbas frescas, se mezcla todo y se sirve.

Tomado de CocinaYCata.
Publicar un comentario