martes, 10 de junio de 2008

Proyecto Slivovitza… El tesoro de los Balcanes.

Hoy es uno de esos días donde uno se sienta a pensar y llegan reflejos del pasado, un pasado fenomenal que nos recuerda las cosas buenas aprendidas a través de los viajes por nuestro mundo maravilloso. En uno de estos recuerdos, me llega a la mente el día que probé por primera vez un riquísimo brandy si así le podríamos llamar que viene desde muy lejos y que se llama Slivovitz (en jerga popular Slivovitza). Este causante de buenas digestiones y también de grandes dolores de cabeza por abuso proviene de la cultura Balcánica con alto grado de asentamiento en Serbia.
Recuerdo como comentábamos ese verano aquel entre amigos internacionales sobre los distintos licores que representaban nuestras naciones, yo, claro esta, hable y enseñe nuestro valioso y exquisito ron, una amiga Francesa presento una fina botella de uno de los mejores Coñac de su tierra y así sucesivamente hasta que llega la beldad Búlgara y nos muestra este liquido empacado en botella sin etiqueta y nos explica que es Slivovitza y que esa exclusivamente había sido hecha por su abuela en casa; de ahí jamás volvimos a ser de nuestras naciones y nos convertimos en fieles Balcanes durante todo un verano.
La Slivovitz es una bebida alcohólica muy fuerte cuyo nombre proviene de la germanización de la palabra eslavica Sliva que significa ciruela del tipo plum, este destilado esta hecho a base de jugo fermentado de dicha fruta, un tipo de hierba de campo, almidón y azúcar. Su contenido de alcohol puede llegar hasta el 70% por volumen lo cual la sitúa entre las bebidas más fuertes del mundo.
El propósito de este proyecto tal y como dice el titulo, es el preparar mi propia Slivovitz con la ayuda para dar el toque original, de una colega Ucraniana… les dejare saber mas adelante de cómo quedo el proyecto y prometo presentar una receta eficiente.
Hasta la próxima y Hvala Lepo del Serbio Muchas gracias!!!
Publicar un comentario