sábado, 9 de agosto de 2008

Maridaje de vinos y alimentos...

Podemos definir el maridaje entre la comida y el vino al logro de la armonía entre la unión de sabores que consiga que ambos resalten sin que haya competencia entre ellos.

Podemos distinguir dos tipos de maridaje:1- por complementación si los sabores son parecidos y así se refuerza la gama de sabores. 2- por contraste, donde la intensidad de los sabores es distinta y nos permite resaltar una de las dos cosas(comida o vino) o enfrentarlas (que un sabor sea el predominante)

Una mala elección a la hora de elegir un vino, podría desmerecer una fantástica comida y también al contrario, por eso, cuando lo seleccionamos, debemos tener en cuenta una serie de factores y saber apreciar el aroma, color y sabor y saber distinguir una serie de factores que nos indican que el vino está en óptimas condiciones: El corcho debe estar seco para indicar que no hay humedad, la temperatura debe ser la correcta (el vino blanco entre 8y10º, y el tinto entre 18-20º), la botella no debe contener posos que nos hablarían de una mala maduración, el aroma debe ser armonioso...

Según lo que vayamos a comer, deberemos degustar uno u otro vino, así, la regla general sería:

Carnes: Las carnes rojas y asadas combinan perfectamente con el vino tinto y cuando se trata de estofados y guisos lo ideal es un tinto de reserva.

Pescados: siempre con vino blanco, más suave si es para pescados fritos, y de crianza o más secos cuando sea un pescado al horno. El rape y bacalao pueden ir también acompañados por un tinto joven.

Mariscos: el vino blanco es el indicado, preferiblemente muy seco, aunque también resulta excelente el maridaje con un cava seco.

Caza: para caza menor elegiremos un tinto de crianza y para la caza mayor, que son carnes de sabores fuertes, lo indicado será un tinto de reserva con mucho cuerpo.

Quesos: los sabores de los quesos son muy distintos entre sí, por lo que lo ideal es elegir un vino de la misma zona de donde es el queso. El queso curado, requiere un vino tinto y con cuerpo, los quesos grasos vinos frutales, los quesos suaves vinos blancos con cuerpo o tintos de crianza...

Postres: Moscatel, vinos dulces en general y cava, aunque si el postre es muy dulce, lo mejor será acompañarlo por una copa de licor con mayor graduación alcohólica.

Tomado de CocinayCata.com

Salud y hasta la proxima!!
Publicar un comentario