lunes, 26 de noviembre de 2007

Gravadlax: Legado de Vikingos…

Para muchas personas la palabra vikingo es sinónimo de bárbaro o pirata, la realidad no es menos de ahí; pero también hay que ver el punto positivo de esta cultura nórdica que aparte de haber causado mucho desorden en toda Europa y parte del viejo mundo, también dejaron un legado excepcional de descubrimientos donde nadie antes pensaba viajar.

En el aspecto gastronómico tampoco se quedaron atrás, estos bárbaros que viajaban sin cesar buscaron la forma de cómo mantener sus alimentos durante los largos periodos que andaban en altamar, de ahí nace el ahumado de las carnes, en su defecto, del pescado, pero no cualquier pescado… el salmón del atlántico o “el rey del atlántico” como lo definen los expertos. Este tan preciado pescado dio origen después de haber pasado la prueba del ahumado al Gravadlax.

Gravadlax, que es, como se prepara…

El Gravadlax es bien apreciado por aquellos que buscan pocas calorías y mucha energía en su dieta a la hora de ejercitarse; este, es el resultado de salmón enterrado en un marinaje de sal, azúcar y eneldo.

Su preparación esta basada en cortar los filetes del salmón y retirar sus escamas, sus huesos y la totalidad de su grasa. Se adoban bajo el sistema establecido anteriormente más el toque de un experto en la materia que utiliza algunos trucos nórdicos antiguos como enterrarlo en la arena que es cubierta exactamente por la línea de la marea alta por un par de días. Una vez listo, este es sacado, empacado y enviado a los diversos lugares del mundo que sea requerido.

En noruega, la sugerencia a la hora de servirlo es con salsa de mostaza y papas dulces con hierbas de eneldo. Generalmente es comido durante el desayuno y el almuerzo, nunca en la cena, ya que al contar con un alto contenido de sal podrían pasarse la noche con mucha sed.




Buen provecho y muchas gracias, del Noruego Tusen Taak!!

Publicar un comentario