sábado, 6 de octubre de 2007

La esquina restaurantera: El Bullí...


Al hablar de nuevas tendencias gastronómicas y de grandes cocineros, no deberíamos dejar pasar desapercibido dos grandes nombres: El Bullí y su gran maestro Ferrán Adriá. Este gran maestro de la cocina española y del mundo se ha ganado en el ámbito de la gastronomía el nombre del Alquimista, nombre bien merecido ya que este extrovertido español esta creando ilusiones en el paladar de mas de uno.

El maestro Adriá ha sido el pionero de lo que se llama la cocina molecular, este creador e inventor comenzó su carrera en los años 80 en Cataluña, de ahí paso por varios restaurantes hasta llegar a su destino final “El Bullí”, a la edad de 22 años entra como cocinero de segunda y con una ardua labor a tan solo dieciocho meses de haber comenzado ya era nombrado chef ejecutivo.

Ferrán Adriá: Su cocina…

La cocina del maestro Adriá se define como decontructivista, una cocina con contrastes de sabores, texturas y aromas inesperados. Nada es lo que parece… su idea básica es provocar sorpresas y delirios entre cada plato. Como él mismo dice “la gente no viene al Bullí a comer, sino, a recibir nuevas experiencias”.

El Bullí: Su gran proyecto…

Este restaurante, que solo abre sus puertas al publico de Abril a Octubre y en el que para poder comer hay que hacer reservación por lo menos de seis a ocho meses de antelación consta con su popular menú de 30 platillos en categoría degustación. Cuenta con 3 estrellas Michelín y desde el año 2006 se ha mantenido como el numero uno del mundo por sobre una larga lista de mas de 50 restaurantes.
Visitar este restaurante es algo más que comer. El comensal se encuentra ante un espectáculo gastronómico en el que, rodeado por un ambiente suavemente minimalista, es aconsejado por un experto camarero que le sugiere cómo debe enfrentarse al extenso menú de degustación (única opción) cuya carta se renueva completamente cada año.

Su precio estimado por persona es de EU $125.00 con los vinos designados para cada plato, si desea agregar un vino de mayor gama debe de costearlo extra.

Hasta la próxima…


Bon apetit!!
Publicar un comentario