lunes, 24 de septiembre de 2007

Kobe Beef: La tierra del sol naciente contraataca!!


A finales de la segunda Guerra mundial, el mundo veía como el gran imperio del sol naciente iba cayendo en Hiroshima y Nagazaki; a esto se le sumo la total desmoralización de una de las culturas más grande de nuestro planeta tierra. No obstante, no quedo así, Japón alzo su sol nuevamente y prometiéndose a si mismo que revolucionaria al mundo y ganaría esa guerra que había quedado en su corazón, empezó a desarrollar nuevamente su imperio, esta vez económico, tecnológico y ahora “gastronómico”.

Durante los años subsiguientes hemos observado como diversidad de productos han alcanzado el tope de consumo mundial, incluso haciendo que caigan los antiguos titanes de la industria; marcas como toyota, honda, nissan, panasonic, sony, entre otras han enseñado la amplia capacidad que tiene Japón como creador de nuevas tendencias.

El sector gastronómico no es la excepción, observamos como manjares de la talla del sushi revolucionaron la cocina ligera desde lo mas profundo de Norteamérica hasta lo mas bello del caribe, ahora… Japón vuelve y saca su arma y arremete con el filete de Kobe, producto que tiene a los verdaderos amantes de la carne sensacionados y haciendo nuevamente que grandes productores en el área de la cría vacuna realicen las bajas, ya no mas hablar de Angus ni nada por el estilo; ahora hablamos de carne de primera calidad, rica y con un nivel grasa que casi llega al 0%.

Kobe: el mito se revela.

Al buey Tajima se le conoce universalmente como buey de Kobe. Originario de Japón, estos Kuroge Wagyu (res de piel negra), se crían en zonas rurales de Japón. La denominación de Kobe tiene su origen en el puerto de esta conocida ciudad que es desde donde se distribuye esta preciada carne a todos los puntos del planeta.

En la actualidad menos de 300 granjas crían el buey de Kobe. Y es que su crianza aunque reporta grandes beneficios es muy complicada, laboriosa y costosa. Todos los días los bueyes reciben un masaje que les ayuda a relajar y conseguir un buen tono muscular. Está estudiado que estos masajes ayudan a que los animales estén mas tranquilos, relajados y satisfechos, lo que redunda en una carne de una mayor calidad que las de animales sometidos a estrés.

La dieta de los bueyes de Kobe incluye sake y cerveza. La cerveza estimula el apetito del buey y estos comen más forraje. Además la cerveza interactúa con la grasa del organismo con un resultado excepcional: la carne apenas contiene grasa. La autentificación de la carne de buey de Kobe se basa en el índice de masa corporal. Ésta en buenas condiciones no sobrepasa el valor de 6. Lo que a efectos prácticos quiere decir que la grasa en esta carne apenas existe.

Otro cuidado que los ganaderos proporcionan a sus bueyes es el “baño de sake“. Cada cierto tiempo y durante varias horas, los Wagyu son lavados con este tradicional licor japonés. La piel limpia y perfumada con sake influye también en la calidad de la carne. Una carne de una textura tan sutil que llega a sugerir al Foie Gras y de un sabor que los especialistas de todo el mundo consideran incomparable.

Toda una tradición milenaria oriental al servicio de la nueva gastronomía occidental.

Kobe: el caviar de la carne.

Cuando de Kobe se habla en occidente, el conocedor y admirador siente una brisa suave que juega con su cabeza y… con su bolsillo. Cuando mencionamos la palabra Kobe en la ciudad de Nueva York, hablamos de cientos de dólares por unas meras 10 onzas de puro filete limpio y saludable, los precios oscilan dependiendo la calidad del mismo y su tipo de corte entre US$ 90.00 y US$ 145.00 la pieza. Esta carne de suave carácter y ternura se recomienda siempre comerse a termino medio, poco cocido y rosado.

Republica Dominicana y el Kobe.

En la actualidad, en nuestro país solo podemos conseguir filete de Kobe en algunos sitios exclusivos tales como EAT, en Santo Domingo; y el Hotel Tortuga Bay, en Punta Cana.

Paso a paso vamos logrando que las nuevas tendencias gastronómicas nos invadan y complazcan los paladares de nuestro paraíso interior.

Hasta la proxima... Arigato Gosai Mashite!!.
Publicar un comentario